TT-Spieler_Egoismus_LOW

Seamos honestos : “El tenis de mesa no es un deporte de equipo. Si quieres triunfar, tienes que trabajar en tu propio juego, en tu propia técnica. Si tu equipo gana, mejor, pero tu ratio victorias/derrotas es todo lo que importa”. – Quien puede decir que esto no es verdad? En pocas palabras : No lo es. El trabajo en equipo en el tenis de mesa es de hecho más importante de lo que piensas. Vamos a ver porqué:

El profesor Yoji Yoshikawa es un experto en este campo y jefe del departamento de medicina deportiva y psicología en el JTTA. Su trabajo incluye la preparación del equipo nacional japonés para grandes competiciones como los Juegos Olímpicos y los Campeonatos del Mundo. Con años de experiencia en los que basarse, el profesor ha analizado todos los factores que llevan a la inestabilidad del rendimiento del jugador bajo presión. En este artículo, damos un repaso a sus descubrimientos y discutimos las implicaciones para ayudar a los jugadores a superar las dificultades mentales de su juego. Como siempre, les invitamos a participar en la discusión usando la sección de comentarios.

photo_Yoji_Yoshizawa

Prof. Dr. Yoji Yoshizaw

 

¿Todos contra uno, uno contra todos?

Un poco de egoísmo puede ser provechoso. Con una mirada más cercana, se hace obvio que el éxito nunca se puede alcanzar sólo, nunca puede ser un camino de un sólo sentido. Siempre hay un toma y daca implicado. Y aunque un equipo te puede ralentizar, la estructura social y el feedback positivo dentro del equipo pueden también ser un factor motivador. A veces ser parte de un equipo puede llevar tus límites más allá, sin que te des cuenta. La importancia de un desenvolvimiento sistemático del “espíritu de equipo”  ya ha sido reconocida por entrenadores profesionales del panorama del tenis de mesa. Danny Heister, el entrenador jefe del equipo de la bundesliga alemana Borussia Düsseldorf opina:

Danny HEISTER

Danny HEISTER

Somos UN equipo, y queremos ganar JUNTOS, ayudándonos y apoyándonos UNOS A OTROS. JUNTOS, somos difíciles de batir.”

Richard Prause también es consciente de este problema :

Richard Prause

Richard Prause

“Una experiencia compartida es mejor que una individual. Más emoción, más motivación. Un Campeonato del Mundo por equipos por ejemplo es un evento enorme y global que sólo puede ser ganado por un equipo integrado. Un buen equipo siempre es más que la suma de sus partes.”

 

Alex DAUN

Alex DAUN

Alex Daun está de acuerdo. Él entrena al equipo femenino de la segunda división alemana TuS Uentrup :

“Desarrollar y crear un espíritu de equipo es parte de mi trabajo de forma contínua. Esto implica más que sólo hablar del espíritu de equipo, es más bien algo en lo que trabajar y vivir juntos.”

 

Mi club, mi equipo. Y yo.

Trainerin_Spielerin_Korea

Nuestro potencial y talento no cuentan para nada sin un club o equipo en el que desarrollarlos. Necesitamos al menos:

  • Alguien con quien practicar.

  • Un entrenador, un compañero o un amigo para analizar nuestro juego y ayudarnos a identificar nuestros puntos fuertes y nuestros puntos débiles.

  • Un compañero que nos motive a jugar mejor (aunque sólo sea para batirle!).

  • Compañeros de equipo motivándonos y apoyándonos en nuestros partidos.

Cuántos de éstos puntos pueden ser reemplazados o son redundantes? Ninguno.

Tu éxito es mi éxito – Toma y daca.

Teamgeist_Team Australia

Buscar el éxito basándose solamente en el talento siempre es una trampa. Porqué? Porque para recibir uno debe aprender a dar en un momento o otro – con algunas excepciones. Todos nos debemos dar cuenta que somos parte de un conjunto de personas en nuestro entorno, y por eso no nos definir sólo por nuestro éxito, también debemos ayudar a los otros en sus caminos. Ayudar a los otros a tener éxito es parte también de nuestro éxito a fin de cuentas. Si todos los integrantes del equipo se mantienen en este estado mental, el resultado positivo está asegurado.

El trabajo en equipo y el egoísmo no son excluyentes.

El éxito es tanto un resultado como un estado mental de consciencia propia positiva. Cuanto menos nos centremos en la motivación negativa, más nos estamos concentrando en las cosas que nos pueden ayudar. Encontrar el aspecto positivo a lo que normalmente son factores desmotivadores puede ser una tarea para jugadores que busquen mejorar. Por ejemplo : jugar contra jugadores de menos nivel de forma habitual en entrenamientos no será beneficioso para las dos partes. Pero aprovechar la oportunidad de trabajar en un golpe específico o jugada no sólo ayudará al contrario a mejorar – también puede ser una experiencia gratificante para nosotros, especialmente si ayudamos al rival a trabajar en un detalle específico también. Ser pasivo en los entrenamientos y ayudar al compañero a trabajar en su topspin o algún otro golpe nunca debería ser una tarea para nosotros. Podemos dar la vuelta a la tarea para trabajar en la seguridad de nuestro bloqueo.

Un pequeño cambio en nuestro punto de vista puede llevar a un estado mental totalmente diferente. Y con un enfoque mental más positivo, un jugador se puede concentrar más en su entrenamiento y su técnica, trabajar más duro y de forma más ambiciosa, lo que puede motivar al resto a su alrededor a la vez que trabajar en su propio egoísmo saludable. Es una situación dónde todo el mundo gana.

Demotivation_Kopie

Envidia – no hay lugar para ella!

Tener envidia o albergar rencor es un enorme factor desmotivador y nos puede privar de un buen desenvolvimiento. Los éxitos de los otros jugadores siempre están basados en el tiempo que sus compañeros de entrenamiento han invertido, por eso para ellos el éxito de un jugador se convierte también en el éxito de los otros, cosa que lleva a más motivación, más feedback positivo y más diversión!

Espíritu de equipo – paso a paso

Hasta ahora hemos hablado de ayudar a los otros. Pero qué podemos hacer para ayudarNOS? Mucho! 

Puede ser positivo para nosotros darnos cuenta que nos somos una parte imprescindible de nuestro equipo, la responsabilidad del éxito del equipo está en más jugadores aparte de nosotros. Mantener a todo el mundo motivado para conseguir sus éxitos debería ser tan importante como el éxito mismo. Para eso necesitamos un objetivo común, un enfoque unificado dentro del equipo, si queremos utilizar el máximo de nuestro potencial. Hay una conexión directa entre la motivación de un equipo y su éxito. Crear un espíritu de equipo significa dar voz a nuestra propia ambición y ayudar a otros a hacer lo propio con los suyos. Por lo tanto, debe haber al menos una persona en el grupo que:

  •  Inicia la comunicación de los objetivos de todos

  • Recopila las ambiciones

  • Pone en marcha un plan que incorpora los deseos de todos los compañeros de equipo y lleva cuenta del progreso durante todos los partidos del equipo.

    Alexander Daun continua:

Es mi trabajo como entrenador iniciar la construcción del equipo. Pero para crear un equipo, cada jugador tiene que contribuir y participar activamente. No puedes sólo decidir “ahora somos un equipo”, pero debes marcar un objetivo, una estructura y unas reglas. Todo el mundo debe tener la voluntad de ser un equipo.”

Lleva un poco de planificación y reflexión acerca de como conseguir ése objetivo :

Crear una agenda

Teamgeist_Sitzrunde

1.)    Qué queremos como equipo?

Encontrar la respuesta a esto puede no ser tan fácil como parece. Los diferentes integrantes del equipo pueden tener diferentes objetivos y opiniones. El objetivo de éste tópico debería ser dar voz a éstas opiniones y discutir abiertamente sobre ello para conseguir un objetivo común.

2.)    Cuáles son nuestros puntos fuertes y débiles individualmente y cómo conseguimos nuestros propios objetivos?

El éxito de nuestro equipo puede no sólo depender de que todos los jugadores jueguen su mejor tenis de mesa. Cada miembro puede también tener un papel durante el entreno y en el momento de animar. Puede ser provechoso de vez en cuando pensar en nuestro rol en el equipo y si nos sentimos cómodos con él. Una vez más, el objetivo principal debería ser hablar abiertamente.

3.)    Como están mis objetivos individuales conectados a los del equipo?

Una vez ha empezado la discusión sobre los objetivos individuales, podemos empezar a buscar una solución que funcione para todos lo jugadores involucrados. Es crucial para todos saber que él o ella pueden contar con sus compañeros, esto puede evitar tensiones y vibraciones negativas dentro del equipo. Por lo menos estos tres tópicos deberían ser discutidos:

Cuál es el plan de desenvolvimiento para cada jugador?

Cuánto trabajo está dispuesto a hacer cada jugador?

Cuál es el papel que él o ella tendrá dentro del equipo y cuanto esfuerzo podrá él o ella poner para realizarlo?

4.)    Discusión sobre implementación

Éstos planes individuales pueden ser bastante distintos, por lo que el próximo paso deber ser encontrar respuesta a éstas preguntas: Cuál es nuestra frecuencia de entrenamiento? Con quién entrenamos en cada entrenamiento? A qué hora quedamos antes de un partido, y cómo será el calentamiento?

Conclusión

Trabajar en el proceso de creación de un equipo puede sacar a la luz conflictos de interés y motivaciones dentro del equipo. Debe ser el objetivo principal encontrar y trabajar en esos conflictos potenciales y discutir abiertamente los deseos y aspiraciones de todos los jugadores. Esto puede ser el ejercicio de creación del equipo en si mismo. (Adaptación del original japonés de Frank Völler, traducción de Joan Nogueras)

Sobre el autor

Frank

Desde el jardín de la infancia hasta la universidad fue tremendamente ambicioso en la mesa. Hoy este redactor y traductor de japonés está sentado en la mesa - pero de forma igualmente ambiciosa se enfrenta a todos los tópicos que se mueven el el mundo del tenis de mesa para la sección de marketing online de Butterfly.

Artículos Relacionados