Para usar una expresión americana ; we have to take care of our own (cuidamos de nuestros amigos).

Un texto de Mikael Andersson, adaptado por Sebastian Hallen

opening_ceremonies_201230octfirst_sort-47

Con eso quiero decir que debemos honrar y apoyar a una raza en extinción en el tenis de mesa; los entrenadores de élite. Los hombre o mujeres (ha habido unas cuantas) que están preparados para dar ese paso más por sus jugadores, traspasar los límites, andar sobre agua, usted diga el qué.

En el desafío mundial de Cadetes 2013 en Guam teníamos a uno de los mejores que hay para guiar el campamento de entrenamiento para los jóvenes cadetes del mundo. Era agudo, bien preparado y activo en la sala de entrenamiento. Richard, “Richie” Prause – exentrenador del equipo nacional alemán tanto en hombres como en mujeres y ahora entrenador jefe en la Werner Schlager Academy en Schwechat, Austria.

Lo que ahora también sé es que deberíamos enviar una felicitación a su fallecido abuelo de vuelta a Alemania, por tenerlo allí al principio. Fue él quien forzó la decisión poniendo la decisión de la carrera de Richie en una encrucijada.

“Durante generaciones, mi familia han sido todos carniceros. Cuando tenía 24 años y estaba jugando al tenis de mesa de forma profesional, mi abuelo me llamó a su casa para una charla cara a cara sobre el futuro. “Bien Richard, cuando dejarás esto del negocio del tenis de mesa y te tomarás en serio la vida?”

Lo pensé durante un rato y dije: Abuelo, no quiero decepcionar, pero pienso que me quedaré en el tenis de mesa.”

Aquí tenemos la situación. La carnicería de la familia en las afueras de Frankfurt está ahora cerrada y el hijo de un carnicero aún disfruta de su elección de profesión sin arrepentimiento. La buena cosa es puedes sentir de forma clara el amor por entrenar que tan importante es cuando hablas con el alemán de 44 años.

“Sí, es verdad, me gusta realmente lo que hago”, nos explica Richard. Dar el salto de entrenar al equipo nacional alemán al trabajo que tengo ahora como el entrenador de la WSA creo que fue bueno para mi personalmente. Aunque no sea fácil manejar varios aspectos de entrenar en un centro de entrenamiento, ahora estoy en contacto con una base mayor de jugadores y me tienden a gustar las oportunidades internacionales que van unidas a ello también. Por ejemplo, he estado trabajando con la Federación Iraniana de forma regular con Noshad Alamiyan, quien jugó muy bien en las Olimpiadas como prioridad nº1. Además, tenemos ahora en la WSA un buen grupo de jugadores europeos rankeados bastante arriba con los que estoy trabajando a diario, dice “Richie”.

Para un entrenador aspirante, podría haber alguna cosa mejor que ver de primera mano al grupo de 64 promesas de todo el mundo trabajando en este evento, el desafío mundial cadete aquí en Guam?

“Ha sido un placer trabajar aquí en Guam. Es un evento magnífico y también es divertido ver como los equipos continentales están formándose. Hay muchas jugadores jóvenes interesantes compitiendo aquí, y si tuviera que escoger algunos, seguro que cogería a Kunal Chodri de EEUU, nacido en 1999, y Adriana Diaz, nacida en 2000, como dos de los jugadores que me gustaría ver como invitados en el centro de entrenamiento de la WSA en un futuro próximo.”

prause5

Como jugador, Richard Prause era un corredor de mucho calibre, cubriendo – diría yo – un 98% de la mesa con su derecha. Su servicio también estaba bien pensado, siempre preparando la escena para su letal topspin de derecha. En resumen, suficientemente bueno para entrar en el equipo nacional alemán como nº 4 o 5, pero cuando llegaban los partidos importantes Richard estaba normalmente clavado en el banquillo.

“Era bastante simple : fui el nº4 o 5 durante muchos años con Rossi (Jörg Rosskopf), Fetzner (Steffen Fetzner) y Peter Franz por delante. El entrenador normalmente me llamaba para partidos contra países ligeramente inferiores.”

El deseo de ser entrenador empezó temprano.

“Para mi simplemente era algo que me gustaba hacer y recuerdo muy bien como empezó. Simplemente le empecé a hacer banda a Steffen Fetzner en una competición internacional, cuando me eliminaron y su banquillo estaba vacío.”

Las oportunidades para continuar por la senda escogida llegaron de forma rápida y natural, como debía ser. En un período de 4 años, 1996 a 2000, Richard se retiró de sus obligaciones como jugador internacional, empezó sus estudios como entrenador DTTB (federación alemana) y empezó a trabajar en lo que yo siempre me he referido como “Helmut Hampl Land” – Gönnern, en la “Bundesliga” alemana, dónde al principio combinó el trabajo de entrenador en los partidos con el de jugador (una vez más como nº 4 o 5). 

Porqué este hombre, Helmut Hampl, sale siempre como uno de los entrenadores clave de casi todos los mejores jugadores alemanes? Timo Boll, claro está, el mejor de los mejores, pero también la nueva promesa alemana Patrick Franziska es de la cuadra de jugadores de Helmut. Le he pedido a Richard que intente dar su versión sobre Helmut Hampl y su éxito como entrenador:

“Helmut fue mi mentor y fue con él en la sala de entrenamiento dónde realmente crecí como jugador. Siempre ha sido un entrenador que hace notar su presencia, un par de ojos que te miran, y te hace concentrar aún más en la tarea que estás haciendo”. Richard recuerda.

Lo que siempre he admirado de él es que se preocupa – aún hoy envía e-mails o mensajes de texto a sus jugadores recordándoles que estén a punto. Duro como la piedra en la sala de entrenamiento, pero un buen amigo y alguien que te apoya fuera, lo que es una de sus mayores fortalezas.

Bastante pronto la Federación alemana le fue a buscar, ofreciéndole primero la selección femenina y después, en 2004, el equipo nacional masculino.

Después de 4 años plagados de éxitos con el equipo nacional, con el punto álgido en las medallas de plata en las Olimpiadas de Beijing 2008, Prause necesitaba recargar las pilas.

“Había transmitido todo mi conocimiento a los jugadores, y era el momento adecuado para que ellos tuvieran otra persona como entrenador”.

En 2009, Richard Prause fue elegido entrenador jefe de la academia Werner Schlager en Schwechat, Austria. El proyecto, que ahora ya tiene 3 años, fue un desafío para todos los involucrados. El centro es un catering para un amplio espectro de clientes, y Richard prefiere dividir en 3 grupos cuando describe la situación actual.

“La forma como yo lo veo es esta: tenemos federaciones nacionales que necesitan asesoramiento experto de entrenadores, y están preparadas para pagar por él. Puede ser una preparación específica para los campeonatos árabes, campeonatos del golfo, etc. El nivel de esos jugadores puede no ser muy alto y tenemos entonces que trabajar en tener un buen grupo de sparrings para ése nivel. El segundo grupo es el de jugadores europeos de élite. Aquí no hacemos mucho dinero, pero el grupo está creciendo y creo que ahora tenemos unos 40 jugadores que consideran la WSA como su base de entreno. El tercer grupo serían jugadores jóvenes que vienen a la WSA de forma regular para entrenar durante períodos más cortos o largos.”

Seguro que podemos mejorar en todas la áreas. El proyecto con el equipo WSA para el Open de Serbia fue interesante, y personalmente espero que podamos encontrar la fórmula para atraer a clientes jóvenes y a sus entrenadores, explica Richard Prause.

Con muchos jugadores circulando por la WSA, hay muy pocos entrenadores en el mundo del tenis de mesa que tengan la oportunidad de ver a tantos jugadores luchando por mejorar.

Alguna observación clave, o ideas específicas para el futuro del tenis de mesa?

“Obviamente, la WSA ha estado luchando para una cooperación más estrecha con la ETTU desde hace un tiempo, dice Richard. He estado en muchas reuniones a lo largo de los años para discutir el estatus del tenis de mesa europeo. Estamos interesados en atraer a jugadoras femeninas en este momento – sin duda con nuestras nuevas entrenadoras Tamara Boros y Aaiay Umamura empezando ahora”. 

“Otra cosa que he notado es que otros entrenadores que han venido a la WSA con sus jugadores normalmente adoptan un rol pasivo, en lugar de mantenerse involucrados con sus jugadores. Pienso que más que nunca los jugadores jóvenes necesitan un entrenamiento activo y involucrado para mejorar”, dice “Richie”.

 

Sobre el autor

Seb

Seb has succeeded in living his passion for table tennis. A long-time player, he connected to professional table tennis as commentator for the ITTF, travelling to top events such as World Championships and reporting live from the action. In 2014, Seb became part of the Butterfly Team, working in international Sales and Marketing at Butterfly Europe in Germany.

Artículos Relacionados